martes, 1 de julio de 2008

OPINEMOS POR FAVOR



Acerca del artículo: La cultura, la memoria y lo irrelevante. Por Umberto Eco. Para LA NACION. Domingo, 29 de junio de 2008.

Link al artículo de Umberto Eco


En un artículo no muy extenso (habría que contar las palabras, tarea que no me molesté en hacer) el prestigioso Umberto Eco hace referencia –les pido que por favor lo lean- a un autor que ni vale la pena mencionar según él, por irrelevante, quien se ocupa de hablar de cosas irrelevantes, o sea de datos, noticias o información que nadie se ocuparía en leer o buscar.

En un notorio y distinguido diario de nuestro país –Argentina-, en un suplemento de envergadura formativa e informativa, y dirigido a un público de diferenciada cultura y educación, Eco, autor de extensos y copiosos trabajos sobre semiología y literatura –aparte de autor de novelas-, se ocupa de hablar de la cultura de lo intrascendente, vacuo e irrelevante en nuestro mundo, en la historia universal y en el universo todo. Crea un texto vacío, frío e inocuo sobre la nada, y es publicado con copyright, tomado a su vez de L’Espresso. Apenas, lo único rescatable y motivo de una extensa y eterna polémica acerca de sus alcances y definición es una muy corta y sintética explicación sobre lo que entiende por cultura.

Dos cosas son, creo, molestas. Cuando se escriben cosas intrascendentes, y cuando se alude a lo irrelevante con soberbia y presunción. La condición de “intelectual” no los exime de cierto compromiso con la vida, el mundo y los desaprensivos lectores. En nuestro país –y la educación no es un dato irrelevante-, necesitamos pensadores que se ocupen de lo relevante que, entendámonos, es nuestro entorno, los pequeños que van a la escuela, los que trabajan con las manos, y los que con sus neuronas dilucidan, esclarecen y desbrozan de malezas los caminos del hombre argentino.

Héctor Correa

1 comentario:

  1. Yo opino que ni el mismísimo Umberto Eco ha podido escapar de la soberbia de muchos intelectuales.
    Denominar a la cultura "Enciclopedia" no parecería ser demasiado académico ni mucho menos acertado en el orden periodístico de divulgación.
    Descartaría por irrelevante a este artículo de Eco, aún reconociendo la "relevancia" de su autor
    Diana

    ResponderEliminar